Latin 04 - patrón de 6/8 Bembé


Los ritmos afrocubanos son probablemente algunos de los más ricos y complejos. Son fruto de una fusión de culturas (recordemos que los esclavos africanos que llegaron a cuba en el siglo XVI, trajeron con ellos sus instrumentos y toques). Muchos de estos toques, tienen un marcado carácter religioso, otros, un carácter meramente profano.

Hay elementos rítmicos realmente importantes en estos patrones. Uno de ellos es la clave (dos trozos cilíndricos de madera que se golpean uno contra otro)…aunque la clave es mucho más que eso. Es el patrón sobre el que gira gran parte del tema…muchos lo consideran el alma. Quizá las claves más conocidas, o las que primero escucharemos serán las de son y las de rumba, siendo la  naturaleza de estas, de subdivisión binaria. Curiosamente, anteriores a éstas, son las claves en subdivisión ternaria (Yambú, Abakuá, etc…), de hecho, de éstas derivaron las demás.

Debemos tener en cuenta, que los ejemplos que se muestran a continuación son adaptaciones al set de batería, siendo los patrones originales tocados por varios instrumentos de percusión (algunos ejemplos de ellos son las ya mencionadas claves, bombo, congas, timbales, guiro, etc…), algunos realmente rudimentarios en sus orígenes (recordemos que las personas que los tocaban no tenían recursos a grandes “tecnologías”).

Dependiendo de si tocamos el ritmo solo…o acompañado de otros percusionistas, deberemos cumplir una función u otra. Por ejemplo, si estoy tocando un cha-cha con un conguero, obviamente el patrón que realiza él, no tengo que tocarlo. Si estoy tocando solo, tendré que hacerlo todo (guiro, clave, tumbao…).

También es imprescindible saber que, cuando intentamos aplicar diversos instrumentos de percusión a la batería, se busca obviamente una similitud en el sonido con éstos.

Por ejemplo…podemos imitar el guiro dejando rebotar la baqueta (similar al buzz) en el casco de madera del tom base, en hi-hat, incluso en otro elemento. Normalmente cuando queremos imitar el sonido abierto de las congas empleamos los toms, o cuando queremos imitar el sonido slap (también llamado galleta) empleamos sticking cross en caja.

Para finalizar (aun quedando mucho que explicar de este complejo y amplio mundo que es la percusión afrocubana), recordad que la clave no está en el número de golpes que seas capaz de dar o coordinar…sino en como suenen esos golpes. Al igual que le ocurre al Jazz, La música afrocubana tiene un lenguaje muy característico (algo que le sucede también a los ritmos brasileños), y si no escuchamos y nos empapamos de ese lenguaje, los ritmos acabarán siendo patrones sin alma.

Dani Lillo.


Ver todos los ejercicios



tracker_qtq